Análisis | Nike, casi en máximos históricos aunque aún vale la pena comprar

0
22

Análisis | Nike, casi en máximos históricos aunque aún vale la pena comprar
Foto: Cortesía Nike.

Por Haris Anwar | Investing

En un mundo en el que Amazon (NASDAQ:AMZN) está asfixiando a sus competidores, es difícil encontrar compañías de consumo que hayan superado tan consistentemente las expectativas. El gigante de ropa deportiva Nike (NYSE:NKE) es sin duda una de ellas.

La compañía dijo el martes que ganó 0.86 dólares por acción en su primer trimestre fiscal, que concluía el mes pasado, superando con creces las estimaciones de los analistas. Estas ganancias trimestrales por acción superaron incluso la estimación más alcista de Wall Street en 0.13 centavos. Las ventas habían aumentado un 7% anteriormente y se expandieron un 10% tras ajustarse en función de las oscilaciones monetarias.

Nike ha superado las estimaciones de ganancias trimestrales más del 90% de las veces en los últimos 11 años durante un periodo en el que los disruptores online, como Amazon, se hicieron con una parte importante del gasto de los consumidores.

Al frente de esta de esta gran carrera ascendente está la “Triple doble estrategia” de la compañía, que significa duplicar los recursos de sus propiedades digitales, acelerar la innovación y la creación de productos, y profundizar las conexiones individuales.

Muchos ejecutivos utilizan un lenguaje similar cuando se comunican con los accionistas, pero cuando se trata de Nike, hay un visible progreso sólido que la respalda. La marca Nike se ha convertido en una marca afianzada y potente, cuyas zapatillas deportivas y gamas de ropa se llevan ahora en todas partes, y no sólo en el gimnasio, o en el campo de fútbol.

Nike está ganando en todas partes

El resultado de estos esfuerzos es que Nike cada vez le roba más cuota de mercado a su principal rival europeo, Adidas AG (DE:ADSGN), incluso en su mercado nacional, mientras que ha ofrecido una actuación sobresaliente en los principales mercados de crecimiento de Asia.

En el último informe, las ventas de Nike en China, por ejemplo, aumentaron un 27%, excluyendo los efectos monetarios, a pesar de la creciente guerra comercial que, técnicamente, debería zarandear duramente a las marcas estadounidenses en la nación comunista.

Una de las principales áreas donde Nike ha sobresalido es en su estrategia online, lo que está contribuyendo a reducir costes, aumentar las ventas y ampliar sus márgenes. Las ventas digitales de Nike aumentaron un 42% con respecto al año anterior en su primer trimestre, después de un aumento del crecimiento del 35% en el último año fiscal.

En el primer trimestre, se expandieron a todas las regiones; en América del Norte registraron ganancias del 30%, en Europa, Oriente Próximo y África se dio un aumento de dos dígitos, en Asia Pacífico y América Latina subió un 50% y en China más de un 70%.

Nike mantuvo su objetivo de crecimiento de ingresos anual de un solo dígito elevado, pero aumentó su previsión de expansión del margen bruto a 50-75 puntos básicos. Anteriormente había previsto un aumento de 50 puntos básicos.

Un informe tan positivo bastó para impulsar las acciones de Nike. Sus acciones subieron un 4,16% ayer hasta cerrar en 90,81 dólares, tras registrar nuevos máximos históricos en 92.79 dólares durante la jornada. Tras la subida de ayer, las acciones ganan un 24% este año, continuando el espectacular ascenso que ha duplicado su valor durante los últimos cinco años.

Después de este poderoso repunte, las valoraciones de Nike parecen bastante suculentas pues sus acciones han alcanzado un múltiplo de precio-utilidad de en torno a 35. Eso significa que una empresa que fabrica zapatillas y camisetas tendrá que crecer más rápido que Facebook (NASDAQ:FB) o Apple (NASDAQ:AAPL) para justificar estas valoraciones. La mayoría de los analistas, sin embargo, no creen que conseguir eso sea un problema para Nike.

El analista de Susquehanna, Sam Poser, dice:

“Las iniciativas convincentes y las inversiones estratégicas, particularmente en lo digital, refuerzan la evolución de Nike y deberían llevar a un crecimiento sostenible neutral en FX de un solo dígito y a una expansión de márgenes”.

En conclusión

Las acciones de Nike son una opción sólida que paga dividendos, lo que ofrece un pago trimestral de 0.22 dólares y un rendimiento del 1.01%, lo que podría colocarse en cualquier cartera a largo plazo con el fin de beneficiarse del fuerte impulso de crecimiento de la compañía y la expansión de la fuente de ingresos. La fortaleza del margen bruto de la empresa es especialmente alentadora. Muestra la solidez subyacente de las iniciativas estratégicas de Nike que están transformando al gigante de ropa deportiva en un negocio de elevado margen.

LEAVE A REPLY